Archivo de la categoría: opinión

dos tipos fundamentales de alumnos ¿sólo?

Después de muchos años como formador, una primera clasificación que aplicaría a mis alumnos es:

  • alumnos motivados
  • y alumnos no motivados.

Es la primera clasificación, no única, pero sí fundamental .. y ¿es permanente? ¡no!

La motivación en un alumno es crítica:

  • podemos tener un alumno con unas capacidades sobresalientes, no motivado que no aprovechará más que una pequeña parte de su capacidad
  • y al contrario, un alumno con capacidades suficientes, puede, mediante la motivación, destacar.

Es función del entorno familiar y de los formadores estimular la motivación en nuestros hijos y alumnos, no podemos eludir la responsabilidad ninguna de las partes.

En alvaTeaching:

  • estimulamos y motivamos a los alumnos para que vean en las materias de estudio además de una herramienta fundamental para su futuro, una fuente de estímulo diario,
  • y ayudamos a padres y tutores aportando herramientas que permitan estimular a sus hijos esa motivación necesaria, aconsejando en función de la personalidad y perfil de cada alumno, cómo activarla.

Hagamos que desaparezca esa primera clasificación ¡motivemos a nuestros hijos y alumnos!

desajuste entre lo que nuestros hijos hacen y lo que queremos hagan

La evolución, siempre implica desajustes. En mi día a día como formador, veo el siguiente: nuestros hijos, en su mayoría, se mueven en sus relaciones, ocio e incluso aficiones en una sociedad vídeo visual, mientras que el estudio sigue siendo fundamentalmente textual (escrito).

Para estos alumnos, en los que su día a día gira casi exclusivamente en torno a videojuegos, videoconferencias, vídeos y casi nada (por no decir nada) a libros, textos, mensajes escritos .. ¿cómo pretendemos motivarlos a estudiar un texto, ya sea de historia, de ciencias o pretendemos entiendan el simple (y a veces no tanto) enunciado de un problema de matemáticas, por ejemplo?
El hecho, es que no están motivados a ponerse delante de un libro a estudiar, no entienden los enunciados de los problemas que se les plantean (matemáticas, física, …), etc

Una vez expuesto el hecho veo cobarde no aportar mi opinión de cómo resolver el desajuste .. pero es que por evidente me da casi vergüenza plantearla .. pues sí, como siempre, EL PUNTO MEDIO:

  • por un lado en las familias debemos de fomentar la lectura, sin menoscabo de su actual fuente de ocio, pero se ha de complementar … situaciones como Matrix en la que cuando se quería aprender un idioma, pilotar una nave espacial, bastaba conectarse a un terminal, por ahora no están a la vuelta de la esquina
  • y por otro lado, el sistema educativo debe de incorporar más el entorno visual a la formación, faceta esta que ya se está abordando en muchos centros, además de que multitud de contenidos ya están disponibles en la nube (internet) y nuestros hijos recurren a ellos de forma habitual.

Es por ello que mi consejo, a padres y tutores sigue siendo: FOMENTEMOS EL HÁBITO DE LA LECTURA EN NUESTROS HIJOS al menos por ahora, pues además de que les vamos a proporcionar una herramienta fundamental para sus estudios ¿hay un placer similar para un chico, que leer una novela y desarrollar su imaginación poniendo los rostros, paisajes, colores que a él le apetezca, a personajes y situaciones? ¿qué nos pasa cuando hemos leído un libro y después vemos una película basada en él? pues que casi siempre nos defrauda, ya que nuestra imaginación ha hecho una composición adaptada a nuestros gustos en cuanto a personajes y situaciones, de forma que la que ha plasmado el director en la película es MUY difícil se aproxime a nuestro ideal. Si no leemos el libro antes de ver la película hemos capado el desarrollo de nuestra imaginación.