la Lectura. ¡Un artículo sobre matemáticas!

Nadie pone en duda que las matemáticas son la base de asignaturas como física y química, dibujo técnico, .. pero .. ¿asumimos que las matemáticas sin la lectura no son “nada”?

La potencia de cálculo sin la lectura “no sirve de nada”.

Llevo ya unos cuantos años dando clases particulares de ciencias y una de las que más demanda tiene, por lo que cuesta a nuestros hijos, son las matemáticas.
Soy ingeniero, y lo comento para transmitir que abordo las materias desde un punto de vista totalmente pragmático, no dogmático. Veamos un ejemplo con los logaritmos, operador matemático que es habitual se “atragante”:

  • MOTIVACIÓN. Hago ver la utilidad que en nuestra vida diaria puede tener la herramienta que voy a presentar, por ejemplo, los logaritmos ¿sabías que nuestro oído funciona de forma logarítmica? ..
    Esto hace que el alumno preste atención a lo que se explica y no que lo vea como una “venganza del sistema educativo para con él”.
  • LEAMOS EL LENGUAJE MATEMÁTICO. Por ejemplo: loga b lo debemos de leer como si estuviésemos “hablando” con la calculadora y le preguntamos ¿qué nº elevado a a (la base del logaritmo) me da b y la calculadora “nos dice” c, ¡GENIAL! eso quiere decir que si elevo a a c me da b: ac = b.
  • LAS FÓRMULAS BÁSICAS. Vemos las propiedades básicas de los logaritmos que nos permitirán abordar los problemas y ejercicios.
  • LA TEORÍA. Y una vez que el alumno entiende y “respeta” la herramienta, vemos, si es necesario su fundamento teórico.

Pues en estos años de clases he comprobado que la base fundamental de las matemáticas es la lectura, lectura con trama y que implique esfuerzo de comprensión. Nuestros hijos leen mucho, mensajes, whatsapp, redes sociales,.. Pero es lectura sin trama y los problemas en el mundo real y en los ejercicios o pruebas escritas tienen trama. Es por ello que he comprobado no saben ni interpretar los datos de partida ni las cuestiones que en estos ejercicios se plantean.

Mi experiencia vital me dice que la única forma de asimilar algo es primero vivirla en piel propia (más de una vez), reflexionar sobre ella y por último conocer la opinión o la experiencia de otros, es la forma de reafirmar o retirar de nuestra rutina diaria rutinas. ¿Porque digo esto? pues porque si vemos el Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria y en concreto para la asignatura de matemáticas: “.. se requieren y se utilizan muchas de las capacidades básicas: leer, reflexionar, planificar el proceso de resolución, establecer estrategias y procedimientos y revisarlos, modificar el plan si es necesario, comprobar la solución si se ha encontrado, hasta la comunicación de los resultados.” Yo a este sucinto “leer” le añadiría “comprensión”.

Podía en este artículo reproducir muchos casos que me he encontrado en el día a día con que mis alumnos, en los que se comprueba que no son capaces de ni siquiera iniciar un problema al no ser capaces de transcribir lo que leen en lenguaje escrito (en mi caso castellano) a lenguaje matemático. Pero no creo sea necesario todos hemos sido conscientes en nuestras propias carnes o en la de nuestros hijos que esto ocurre.

Prefiero centrarme en este artículo en cómo resolverlo y es a través de la lectura, toda la lectura es buena, pero recomiendo una lectura novelada, con trama, con desenlace, que haga que la mente de nuestros hijos trabaje entendiendo, visualizando, recordando, prevea un desenlace, fomente su espíritu crítico (puede estar de acuerdo o no con lo que ocurre en la novela, con su desenlace, etc), verá otros puntos de vista al que hasta ahora conoce sobre cómo abordar situaciones, aumentará su abanico de conversaciones, inquietudes, .. Esta “herramienta” LA LECTURA no sólo será útil para las matemáticas sino para toda su vida social e intelectual.

Antonio Arnoso García
CEO alvaTeaching
ingeniero .. de ideas ..
aarnoso@alvateaching.es

Deja una respuesta