“lo que ha entrado no lo habían dado en clase”, “no me ha dado tiempo a acabar el examen”, …

Es bastante desesperante oír esto de un hijo, pero lo es más todavía cuando recuerdas que exactamente eso lo hemos dicho nosotros y lo hemos oído a otros unas cuantas veces …

¿No se puede hacer nada para evitarlo?.

SÍ, al menos yo lo he conseguido con mi hija y unos cuantos alumnos, algunos de ellos ya ejerciendo hoy en día la profesión que se pusieron como objetivo en su momento …

Las matemáticas y por extensión las ciencias, la mayor parte de veces nos las han enseñado como una sucesión de reglas y normas sin más. ¡Pues claro, que las requieren!, … pero … después de esas normas hay que recurrir a la imaginación de cómo usarlas para resolver desde los problemas de cálculo más sencillos hasta los complejos de ingeniería ..

¿A quién le han dicho para qué sirve un logaritmo cuando se lo han explicado por primera vez?, ¿sabías que es “logarítmicamente” como funciona nuestro sistema auditivo para poder percibir desde la caída de una aguja y no volvernos sordos ante el estruendo de un terremoto? .. igual si lo supieses prestarías más atención cuando te lo explican …

Es igual con TODO lo que nos enseñan en el colegio y en el bachillerato.

¿Y por qué nos cuesta tanto pensar (“apuntar antes de disparar”)?. No sé si a mi se me dan bien las ciencias porque desde pequeño jugué al ajedrez con mi padre las noches de los fines de semana, cuando la tele no era el objeto de devoción que es hoy. Gracias a ello aplico el “ficha tocada ficha movida”, es decir, pensar y visualizar la jugada antes de hacerla .. ¡pues sí!, eso llevado a cualquier problema científico es fundamental ..

Antonio Arnoso
aarnoso@alvaTeaching.es
Responsable del Área de Técnicas de Estudio de alvaTeaching.es

A tu disposición en contacto

Deja una respuesta