el ajedrez

PartidaAjedrez

  1. Puede aumentar el coeficiente intelectual. El ajedrez siempre ha sido visto como un juego para cerebritos y personas con un ya elevado coeficiente intelectual, pero no es del todo así. Estudios realizados por universidades han demostrado que después de algunos meses de entrenamiento el ajedrez puede aumentar el cociente de inteligencia de una persona, sus habilidades para el aprendizaje, la capacidad para resolver problemas o la concentración.
  2. Ayuda a prevenir el alzheimer. El cerebro funciona como un músculo, por lo que si no se ejercita no estará fuerte. Las personas mayores de 75 años que dedican un tiempo al ajedrez tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades mentales como la demencia o el alzheimer. En definitiva ayuda a regenerar las conexiones interneuronales.
  3. Ejercita ambos lados del cerebro. Investigadores demostraron que los jugadores utilizan por igual ambos hemisferios del cerebro. Para aumentar la velocidad de respuesta se usa hasta la última neurona de la mente.
  4. Nos hace más creativos. Puesto que el hemisferio derecho del cerebro es el responsable de la creatividad, y ambos son ejercitados cuando jugamos, ayudamos a desarrollar nuestro lado creativo. En concreto, enriquece en gran medida nuestra originalidad.
  5. Desarrolla la memoria. Para ser un buen jugador tienes que recordar las estrategias que tu oponente utilizó en el pasado, incluso para no repetir errores. Se demostró que los estudiantes mejoran sus calificaciones en todas las asignaturas y sus habilidades de organización.
  6. Incrementa la capacidad para resolver problemas. Una partida de ajedrez es como un gran rompecabezas que hay que resolver, y que además está cambiando constantemente. Por ello los estudiantes mejoran su aptitud en las matemáticas.
  7. Aumenta la capacidad de concentración. Y como consecuencia, también ayuda a agrandar la capacidad lectora. Lógico, si no estás atento a todas las variables del ajedrez no serás un buen jugador.
  8. Enseña a planificar. Una de las últimas partes del cerebro en desarrollarse es la corteza prefrontal, responsable de la planificación, el juicio y el autocontrol. Así que puede ayudar a los adolescentes a tomar mejores decisiones y evitar las malas elecciones.




A tu disposición en contacto.